Justicia Ciudadana

CUANDO EL AMOR SE CONVIERTE EN DEPENDENCIA

La dependencia emocional, definida como una necesidad extrema de carácter afectivo hacia la pareja, está íntimamente relacionada con los tipos de apego desarrollados en la infancia. Esta necesidad extrema en las relaciones adultas refleja patrones de apego inseguros establecidos en los primeros años de vida, donde la crianza desempeña un papel crucial. La calidad del apego con los padres o cuidadores durante la infancia determina en gran medida la estabilidad emocional futura. Existen cuatro tipos de apego: seguro, ansioso, evitativo y desorganizado, cada uno con características específicas que influyen en cómo una persona establecerá relaciones afectivas en la adultez.

La violencia en la relación puede comenzar con pequeñas acciones que se normalizan y escalan con el tiempo, abarcando diversas formas. Estas formas de violencia buscan mantener el control y someter a la otra persona, exacerbando la dependencia emocional y dificultando la ruptura del ciclo abusivo.

Es fundamental distinguir entre amor y dependencia emocional. El amor genuino se basa en la reciprocidad y el respeto, mientras que la dependencia se caracteriza por una necesidad extrema de la otra persona. Cuestionar las creencias inculcadas culturalmente sobre el amor y aceptar la importancia de la individualidad y la soledad saludable es crucial para romper con la dependencia emocional.

Para mayor información:

CUANDO EL AMOR SE CONVIERTE EN DEPENDENCIA